Freitag, 2. Februar 2018

Sohbet de la Semana 05-18


Sohbet (05 - 18)

Ibn’Arabi cuenta una historia de Al-Andalus, 
sobre lo que experimentó con 'Abdallah al-Qattan 


Abu Muhammad ‘Abdallah al-Qattan tenía una comprensión profunda del Sagrado Corán y era un hombre íntegro que decía la verdad sin temor, y esta franqueza lo exponía al peligro de ejecución.

Un día, un cierto sultán decidió ejecutarlo de verdad, y lo llevaron ante el wazîr. El Shaikh le dijo: ‘¡Oh opresor, enemigo de Dios, enemigo de tu propia alma! ¿De qué me estás acusando?’ El wazîr respondió: '¡Dios te ha puesto en mi poder y no vivirás por más de un día!' ‘Abdallah al-Qattan dijo: 'No está en tu poder acelerar o demorar un momento designado.'

Fue llevado a la prisión por la noche, y le dijo al guardia: ‘El verdadero creyente está siempre en prisión en este mundo, y esta prisión no es más que una parte de la prisión mayor’.

Al ser interrogado por el sultán al día siguiente, el soberano empezó a descubrir el significado de las palabras del Shaikh, por lo que le preguntó: ‘¿Qué piensas de mi dominio?’ Y el Shaikh comenzó a reír a carcajadas. '¿Por qué te estás riendo?'. El Shaikh dijo: '¿Llamas dominio a este pedazo de locura en que te has metido?, y te llamas a ti mismo un rey. Eres como el hombre a quien le han amasado un pan y luego le dicen que se lo coma’…

En Córdoba presenté 'Abdallah al-Qattan a mi compañero al-Habashi, y lo acompañamos a su casa. Lo escuché decir un día: ‘Estoy sorprendido de alguien que quiere un caballo antes de haber comenzado a dar gracias a Dios por su comida y ropa.’ Él mismo nunca tuvo más que las necesidades básicas, comida y ropa. 

Era el azote de los tiranos y viajó mucho, siempre a pie y sin provisiones. 

*       *       *

Cordialmente

Puran 

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen