Freitag, 13. Oktober 2017

Sohbet de la Semana 41-17


Sohbet (41 - 17)

Ibn’Arabi cuenta una historia de Al-Andalus, sobre lo que experimentó 
con Abd al-Majid B. Salmah 

Este shaikh era de Marchena de las Olivas, un hombre dedicado al Corán y a la autodisciplina. Él sirvió a Shams, Madre de los Pobres. Muchos de los Shaikhs más grandes se beneficiaron de la guía de ella, incluyendo al-Mawrûrî, Ahmad b. Qaitûn y Mu'âdh b. Ashras.

Una noche, mientras oraba en su alfombra de oración, sintió que alguien había entrado en la habitación, aunque la puerta estaba cerrada con llave. Inmediatamente se precipitó sobre la persona. Pero el otro le dijo: ‘No intentes asustar a quien goza de intimidad con Dios, porque no puede ser molestado’.

Profundamente sorprendido, Abd al-Majid le preguntó al hombre: ‘Señor, en virtud de qué logros los Apoyos mantienen su posición?’ El visitante respondió: ‘Por los cuatro que Abû Tâlib al-Makkî mencionó en su Sustento de los Corazones, y son: hambre, vigilia, silencio y reclusión de seres humanos’.

Entonces él lo tomó de la mano y, saliendo de la casa, lo llevó durante el espacio de aquella noche a visitar varios lugares en la tierra, invocando a Dios sin pararse.

Cuando apareció la primera luz del día, lo devolvió a su casa y se fue. Vino a visitarlo de vez en cuando, siempre de noche.

El nombre de su visitante fue Mu'âdh b. Ashras, y fue considerado uno de los cuatro Apoyos.

*       *       *

Cordialmente

Puran 

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen