Freitag, 17. März 2017

Sohbet de la Semana 11-17


Sohbet (11-17)

Ibn’Arabi cuenta una historia de Al-Andalus, sobre lo que experimentó 
con Abu Yahya al-Sinhaji de Sevilla... 


Abu Yahya era un viejo ciego que estaba empleado en la Mezquita Zubaidi de Sevilla hasta su muerte. Nosotros mismos lo enterramos en Almonteber y pasamos la noche juntos a su tumba. Me asocié con él y lo encontré muy serio en su adoración, un hombre bien fundamentado en las disciplinas y ciencias interiores. Siempre lo vi sentado en una silla muy chiquilla.

Murió entre nosotros en Sevilla, y después de su muerte tuvimos evidencia de su gracia espiritual. La montaña en que lo enterramos era muy alta y nunca libre de vientos; pero en el día de su entierro, Dios calmó los vientos, y el día fue maravillosamente quieto y silencioso.

Era tan especial, que la gente lo consideraba muy auspicioso; vinieron y pasaron la noche en la tumba de Abu Yahya, recitando el Corán. Cuando por la mañana la gente bajó de la montaña, los vientos soplaron tan furiosamente como siempre.

Antes de su muerte, a menudo yo buscaba su compañía. Le gustaba mucho dar largos paseos, sobre todo cerca de las costas, buscaba la reclusión de seres humanos.

Cordialmente

Puran 

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen