Freitag, 20. Januar 2017

Sohbet de la Semana 03-17


Sohbet (03-17)

Noor-un-nisa - la hija de Hazrat Inayat Khan -
su amiga Jean Overton Fuller cuenta de cartas que Noor escribió.

En verano de 1937 Noor visitó Suiza con su hermano Vilayat, y se encontraron con muchos de los discípulos de su padre. Noor escribió una carta:

‘Ayer por la tarde fuimos a Lausana con la señora Hogendorp para encontrar a los amigos de los que te hablé. Fuimos en un bote, y pensé cuántas veces mi padre había cruzado este lago en un bote así, y ya sabes: creo que es este lago que debe haberle inspirado el pensamiento:


‘Cuando miro en el lago de mi corazón,
veo Tu imagen reflejada'

...’Una vez más en mi vida, he visto a mi padre en un sueño. Esto occurre tan raramente, que por eso la bendición es tan grande. Parecía que estábamos muy agitados, angustiados, él venía y la paz que traía a nuestros corazones era inexpresable en palabras’...

...’el otro libro es una conferencia que mi padre dio en el Musée Guimet de París. Todavía la recuerdo vivamente porque aunque sólo era muy pequeña me había impresionado mucho, y recuerdo que después caminé a través de la multitud para escuchar lo que la gente decía acerca de ella, y volviendo lo conté todo a mi padre'...

... ‘Me parece que escucho otra vez, en el fondo de mi ser, esa voz llena de amor, recuerdo exactamente el timbre de esa voz cuando mi padre me habló cuando yo estaba en su cama o sentada en su rodilla. Sus palabras me llegan como si hablara todavía el lenguaje infantil que solía usar cuando éramos pequeños: ‘Cuando el amor de Abba está allí, ¿qué miedo hay?’. De hecho, creo, recuerdo que alguna vez dijo estas palabras a mí, se han profundamente impresos en mi pequeño corazón y ahora de nuevo las oigo como un consuelo que sólo viene de él’...

...‘Y esta noche me desperté y sentí tan fuerte el deseo de decir mis oraciones. Con todo mi alma las dije y en el silencio de la noche, pareció tanto que Dios me oyó. Y justo en las últimas palabras sonó el péndulo, fue una respuesta, tres golpes resonaron a través del silencio. Y me quedé dormida, con mi corazón lleno de alegría y confianza ...’

Con profunda gratitud a tí, querida Jean, por tu testimonio y trabajo!

Puran

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen