Samstag, 9. März 2013

Paciencia

Historia Sufí de la Semana

Un joven un día se sentía impaciente delante de su padre anciano que ya no oía bien y le pidió repetir dos o tres veces lo que había dicho.

Viendo la expresión irritada en su cara, el padre dijo: ‘Mi hijo, ¿Te acuerdas de aquél día cuando tenías dos o tres años y me preguntaste qué pájaro era aquél en el árbol, y te dije que era un gorrión? Me preguntaste quizás cinquenta veces y yo tenía la paciencia de repetirte la respuesta una y otra vez sin sentirme herido o molesto; sencillamente me daba placer de contarte todo que sabía.'

Ahora que no puedo oir bien, por favor ten la paciencia y explícame dos veces si yo no te podía entender la primera vez'.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen