Samstag, 17. November 2012

Partir el Pan

Historia sufí de la semana

Moisés una vez dijo al Señor, Dios de Israel, en el Monte Sinai: 'O Señor, me has honrado tanto haciéndome tu mensajero. Si existe honor todavía más grande, pienso que sería si tu vinieras a mi humilde morada y partirías el pan conmigo.'

La respuesta vino: 'Moisés, con gran placer Nosotros venimos a tu morada.'

Moisés preparó una gran fiesta y estaba esperando con ansia la llegada de Dios. Por casualidad pasó un mendigo por su puerta y dijo a Moisés: 'Moisés, estoy enfermo y débil, y no he comido por tres días y estoy al punto de morirme. Por favor, dame una rebanada de pan y salva mi vida.'

Moisés, en su ansia, esperando a cada momento la visita de Dios, dijo al mendigo: 'Espera, O hombre, tu tendrás más que una rebanada de pan, platos deliciosos y ricos. Estoy esperando a un invitado esta tarde. Cuando se habrá ido, te daré todo que ha sobrado, yo podrás llevarte todo a tu casa.'

El hombre se fue. El tiempo pasó, Dios no vino, y Moisés era muy decepcionado. El día siguiente iba al Monte Sinai, lloró amargamente y dijo: 'Señor, yo sé que no rompes Tu promesa, pero qué pecado he cometido, yo, Tu esclavo, que no has venido como habías prometido?'

Dios dijo a Moisés: 'Nosotros hemos venido, O Moisés, pero tu no Nos reconocías. Quién era el mendigo en tu puerta? Era otro que Nosotros? Somos Nosotros que vivimos y Nos movemos en el mundo en todos los aspectos, y al mismo tiempo somos remoto en Nuestros Cielos Eternos.'

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen