Samstag, 11. August 2012

Donde está mi Murshid

Historia sufí de la semana

Hay esa historia de un mureed que tenía fama de ser muy devoto a su murshid. Después de la muerte de su maestro un gran sabio vino al pueblo donde vivió; y la gente en los alrededores empezaron a decir que el poder de este sabio era tan grande que, entrando en su presencia cada uno quedaría liberado de todos sus pecados.

Este hombre, muy inclinado espiritualmente, era el primero que se espara que visitara el sabio. Pere todos los vecinos del pueblo fueron a saludar el santo, pero él no. Todos se sorprendieron mucho porque no iba, aquél hombre con su profundidad de pensamiento era el único que no había venido.

Así el sabio mismo iba a verlo y preguntó a este joven: « ¿Que pasó que no veniste a verme? Todos hablaron de ti, y yo tenía un gran deseo conocerte. ¿Llevas alguna antipatía en contra de mi, o que pasa? »

Él dijo: «No, yo sería la última persona a llevar antipatía hacía un alma espiritual como Usted. Pero había una cosa que me detenía.» En su forma sencilla explicó:

«La gente me decía que viendo Su Santidad yo sería liberado de todos pecados. Pero aún no sé donde mi murshid estará, en el cielo o en el otro lugar. Si yo, liberado de todos pecados, fuera al cielo, y encontraría que mi murshid está en el otro lugar, entonces aquél cielo se convertiría en infierno para mi. Yo prefiero estar donde mi murshid está. Aunque si fuera el infierno, el lugar sería el cielo para mi.»

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen