Samstag, 7. Juli 2012

El Fuego del Amor

Historia sufí de la semana

Un discípulo había quedado en el servicio de un guía espiritual para mucho tiempo, pero no llegó a avanzar y no era inspirado.

Se fue a ver a su maestro y dijo: 'He visto muchos discípulos inspirados, pero es mi desgracia que no puedo avanzar y ahora tengo que abandonar mi esperanza y dejar a Usted.'

El maestro le aconsejó de pasar los últimos días de su estancia en una casa cerca de la khanaqah. Cada día le mandó comida deliciosa y le ordenó de dejar las prácticas espirituales y de vivir una vida confortable y de descanso.

El último día mandó una canasta de fruta al discípulo, una joven lo trajo. Ella puso la canasta en el suelo y se alejó inmediatamente, aunque él quiso detenerla.

Su belleza y su encanto eran tan grandes, y él estaba tan dispuesto a admirar y encantado que no podía pensar en otra cosa. Cada hora y cada minuto anheló ver la joven mujer otra vez. Su ansia creció cada momento. Olvidó la comida; era lleno de lágrimas y suspiros, y encontro su corazón ahora cálido y derretido por el fuego del amor.

Después de algún tiempo, cuando el maestro visitó al discípulo, lo inspiró con una sola mirada.

Hasta acero se funde cuando calentado en el fuego.

Y así es con el corazón que se funde en el fuego del amor.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen