Samstag, 9. Juni 2012

Sarmad

Historia sufí de la semana

Sarmad, un gran sufí que vivió en Gwalior, fue pedido una vez por el emperador Aurangzeb de ir a la mezquita. Era contra las reglas de aquéllos tiempos que cualquier persona quede lejos de la mezquita del estado en los tiempos prescritos para las oraciones.

Sarmad, un hombre extático, viviendo cada momento de sus días y noches en unión con Dios, un ' realizado', quizás olvido o rechazó. Un tiempo establecido o un lugar especial para rezar no le significaba nada. Cada lugar era un lugar de oración, cada tiempo un tiempo de oración, su propio respiro era una oración.

Por haber rechazado el comando del emperador de ir a la mezquita fue decapitado.

El resultado era que el imperio Moghul declinó, y su caída puede ser trazado desde aquél momento. El entero imperio Moghul civilizado, único en su tiempo, cayó a pedazos.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen