Freitag, 4. Mai 2012

Zeb-un-nisa

Historia sufí de la semana

En las formas de velar y desvelar belleza reside cada impulso de la creación. El Shah de Persia que amó la hermosa princesa Zeb-un-nisa por los pensamientos que reveló en sus versos - le escribió una vez: «Aunque llevo tu imágen en mi mente nunca permitiera a mis ojos de elevarse para ver tu cara.»  En otro lugar le escribió preguntándola: «Qué tipo de amor es el tuyo que no revelas tu belleza a mí?»

Ella contestó, refiriendose a la historia de Majnun y Leila - Romeo y Julieta del Oriente: «Aunque mi corazón es el corazón de Majnun, soy del sexo de Leila. Y aunque mis suspiros son profundos, hayya (modestia, pudor) es una cadena sobre mis pies.»

La fama de su sabiduría y belleza se difundió por todo el país, pero Zeb-un-nisa nunca se casó. Poeta, filosófica, vivió absorbida en sus propias meditaciones y estudios. Nunca vió a su amante, aunque para mucho tiempo se escribieron versos en un intercambio intelectual sobre pensamientos de la vida, verdad y belleza.

Después de muchos años él le escribió en un anhelo apasionado, que poder verla sería para él una visión sagrada. En respuesta le mandó un poema diciendo:

                              El ruiseñor olvidaría su canto a la rosa
                                 si me viera caminando en el carmen.
                                       Si el brahmán viera mi cara,
                                                 olvidaría su ídolo.

                                  Quienquiera me quiere encontrar
                                       debe mirar en mis palabras;
                               porque estoy escondida en mis palabras,
                           como el perfume en los pétalos de las flores.

Así contestó a su deseo de ver una visión sagrada, describiéndole así la forma divina de velar de la Presencia Divina. De la misma manera han todos aquéllos que tocaron la Vida Divina y que han captado una chispa de la Belleza Divina hablado de sus inspiraciones.

Acuérdate de las palabras de Krishna que dijó: «Siempre cuando Dharma (religión) está en peligro, seré nacido.»

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen